Todas las plantas viven, simplificándolo mucho, del Sol, la luz y el agua. Lo que os vamos a enseñar hoy no se trata de una planta increíblemente grande si no un edificio que intenta imitarla, y no sólo en forma si no en su funcionamiento.

Está ubicada en Wuhan, China, y se trata de un edificio sostenible, más bien, del edificio sostenible por excelencia. Por lo menos cuando esté terminado.

Se llama Flor de la Energía y cuando se termine será el centro de investigación de la Universidad de Wuhan. Este edificio se engloba dentro de la llamada arquitectura sostenible. Se trata de un edificio de 140 metros de altura en forma de Flor rodeada por otras torres más bajas en forma de hojas en cuyo techo se albergan unos jardines.

La parte superior del edificio central tiene forma de recipiente y está cubierto por células fotovoltáicas. El agua de lluvia es recogida por el techo y utilizada para el consumo y refrigeración del edificio. Además en el centro se encuentra una chimenea eólica de eje vertical que expulsa el aire cálido de la torre agregando aire fresco del exterior.

Los Gabinetes Grontmij y Soeters Van Eldonk Architects han ganado con este proyecto de edificio sustentable el Concurso Internacional de Diseño en China. Y seguramente marcará el inicio de la búsqueda consciente de las fuentes renovables que la naturaleza nos ofrece y que tan olímpicamente el ser humano, soberbio, engreído, estúpido y presuntuoso, siempre ha despreciado.

 

 

 

FUENTE: www.gizmodo.es

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.