Cena con los amigos en su nueva casa. Un barrio que no conoces de nada. Consultamos Google Maps antes de ir para saber cómo llegar desde la parada más cercana, y una vez llegamos, ¡zash! Eso no se parece en nada a lo que habíamos mirado nosotros. ¿Cómo puede ser? Si sólo era bajar y girar a la derecha, y aquí está lleno de cruces y glorietas.

En seguida la solución es recurrir a Google Maps desde tu Android, pero otra vez surgen los problemas, y es que por mucho que mires no acabas de aclararte. Y eso que las mejoras en el último año son excelentes, destacando especialmente la ayuda de la brújula digital que nos coloca en el mapa mirando hacia donde estamos mirando en la realidad.

Así que el siguiente paso es llamar a nuestro amigo, el de la casa nueva. “Estoy al lado de un parque, hay un edificio blanco muy alto y una oficina de Banco Manolete“. Tu amigo ya lleva unas cuantas cervezas y encima le has confundido porque no era Banco Manolete sino Bar Manolete, y encima él lo conoce como “el bar de los domingos“, ya que es donde va a ver el fútbol.

Las tecnologías de geolocalización son excelentes, y han evolucionado muchísimo en los últimos tiempos. Para mi Google Maps es posiblemente la aplicación de Android más importante junto con Gmail, y me ha salvado la vida en muchas ocasiones. Es por eso que Google la mima mucho, y constantemente está mejorándola, añadiendo funciones extras y haciendo de ella una superaplicación. Lo último que hemos sabido es que Google tiene una nueva patente en la que explica un sistema de reconocimiento de lugares, mediante el cual podemos hacer una fotografía y saber dónde estamos. Esto es como lo que hace Shazam con la música, pero llevado a los mapas.

La idea es sencilla y está muy bien descrita en la imagen superior que acompaña a la patente. Simplemente tenemos que fotografiar desde nuestro smartphone un lugar y esta imagen se envía a los servidores de Google, donde es procesada en unos segundos, comparada con sus imágenes (al llevar adjunta la información de geolocalización es más rápido) y devuelta al usuario con toda la información relevante sobre el lugar, edifico, parque o monumento fotografiado.

En un principio no entendí demasiado la idea, que aunque suponga un extra a la geolocalización, no era realmente necesaria. Pero hay que tener en cuenta dos cosas. La primera es que hay muchísimos usuarios que tienen problemas leyendo mapas, les es muy difícil ubicarse y necesitan ayuda extra. Para ellos soluciones como esta son excelente, pero no sólo eso, sino que para los que se os den genial los mapas es bastante útil y un sistema muy rápido de geolocalización. Además leer un mapa no es igual de fácil en un lugar que conoces que en un país que no conoces, donde el diseño urbano puede ser completamente diferente a lo que estás acostumbrado.

Además, mejorar Google Maps siempre es algo bueno, es un programa que a todos nos encanta, y ver extras como este siempre es bienvenido.

Sin embargo tened en cuenta que es sólo una patente, y podría no llegar a nada. El reconocimiento de edificios puede llegar a ser realmente complicado, pero Google ha demostrado que este apartado se le da muy bien con Goggles, aunque es verdad que en cosas así de generales y grandes es donde más falla. Pero todo es mejorar la tecnología y adaptarse. Yo estaría encantado de ver un sistema así funcionando en mi Android, ¿no te gustaría a ti? ¿Le darías uso?

Aquí tienes la patente por si le quieres echar un vistazo y estudiarla a fondo.

 

Fuente: elandroidelibre

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.