Ayer viernes podía comprarse ya el nuevo iPad en Estados Unidos y algunos afortunados países. Ya hay quien estará toqueteándolo, disfrutándolo y sorprendiéndose de su nueva cámara de fotos, su brillante pantalla de alta resolución y a partir de hoy (hay que pasar unas cuantas horas utilizándolo) de la duración de su batería. Y es que aunque la nueva pantalla y el nuevo procesador consumen mucha energía, más que el iPad2, el nuevo tablet de Apple viene con una batería físicamente más grande en un 70% para compensar el requerimiento energético.

Tan grande es que la mayor parte del espacio interior del nuevo iPad está ocupado por las baterías.

El iPad2 dispone de una batería de ion-litio de 25 watios/hora. El nuevo iPad tiene una de 42,5 watios/hora, un 70% más de la capacidad de su antecesor. Esto hace que en la práctica la autonomía del nuevo iPad sea similar a la del iPad2, unas 10 horas de uso o 9 con acceso de tipo medio a la conexión móvil de datos.

Este incremento viene determinado por el aumento de necesidad de energía por parte del procesador A5X y la pantalla Retina de 2.048×1.536 píxeles. La pena es no poder colocarle esas baterías al iPad2 para que tenga un 70% más de autonomía.

 

Fuente: Gizmodo.es

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.