Se trata de dos pequeñas morsas huérfanas que se encuentran en el Alaska Sealife Center. Ambas fueron descubiertas cerca de Barrow en verano, las Morsas se quedaron sin madre siendo bebés y han encontrado en sus cuidadores a su segunda madre.

Debido a que estos animales (con el nombre Pakak y Mitik) no pueden estar solos cuando son tan pequeños, los cuidadores tienen que pasar junto a ellos las 24 horas. Siempre están buscando un contacto frecuente con sus cuidadores, sin duda un trabajo digno de admirar. Los animales se trasladarán pronto a sus casas nuevas en los parques zoológicos de Indianápolis y Nueva York.

 

Para ver más fotos podéis entrar en el Facebook del centro: Alaska Sealife Center

 

Y aquí os dejo el canal de Youtube: Alaska SeaLife Center Youtube

Leave a Comment

WordPress spam blocked by CleanTalk.