Durante mucho tiempo los historiadores y arqueólogos han supuesto que la prolongada decadencia de la civilización maya, un proceso que duró unos doscientos años, estuvo vinculada con períodos de sequía.

Estas sequías, según los investigadores, son similares a las que se proyectan bajo algunos de los modelos actuales de cambio climático.

“Desde el descubrimiento de la antigua civilización maya se ha señalado el cambio climático como un factor causal que explique su colapso siglos antes de la llegada de los primeros europeos al continente americano”, escribieron los autores.

Los arqueólogos e historiadores han determinado que la “desintegración de la civilización maya clásica fue un proceso complejo que ocurrió entre los años 800 y 1000, el conocido como período clásico terminal (PCT)”.

 

Los investigadores Martín Medina-Elizalde y Eelco Rohling publican hoy un artículo en la revista Science en el que revelan cómo, combinando los cuatro registros conocidos más detallados del colapso de la civilización –tres de lagos cercanos y uno de una estalagmita-, han llegado a la conclusión de que la reducción de la precipitación anual durante el colapso fue del 40 por ciento, y que se debió a que hubo menos y más débiles tormentas de verano en esa parte del mundo. Esto hizo que “la evaporación dominara sobre las precipitaciones, reduciendo la disponibilidad de agua rápidamente”, ha señalado Rohling. Dado que el 40 por ciento es una reducción significativa pero no extrema en el volumen de las precipitaciones, los nuevos hallazgos ponen de manifiesto la sensibilidad de la Península de Yucatán y América Central a las condiciones de sequía. Y es que, a pesar de que era una civilización bien establecida, “el verano era la temporada principal de la reposición de agua dulce, ya que no hay ríos en las tierras bajas de Yucatán”, de manera que la falta de lluvia causó serios trastornos sociales y el abandono de las ciudades.
Los científicos también señalan que las sequías durante la desaparición de la civilización maya clásica fueron de gravedad similar a las proyectados por el IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) para el futuro cercano de la misma región.

 

FUENTE: efeverde.com / muyinteresante.es

 

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.