Aunque parte de los atascos en las carreteras se deben a, accidentes u obras, otra gran parte viene por culpa de lo que se conoce como efecto acordeón, que se produce un efecto en cadena cuando un vehículo desacelera más de la cuenta, haciendo que el de detrás lo haga un poco más, el siguiente más, y así sucesivamente hasta que la situación llegue a hacer parar la marcha a los vehículos del final provocando kilómetros de retenciones. Pues bien, Honda dice haber encontrado la solución.


Se trata de un sistema que monitoriza la aceleración y desaceleración del vehículo, creando patrones e identificando aquellos que pueden llegar a causar atascos. A través de un código de colores avisa al conductor como debe cambiar su manera de conducir para evitarlo.

El sistema lo han bautizado como Control de Crucero Adaptativo, y no se queda en algo individual de cada coche, sino que además mandando los datos a la nube, se consigue que los vehículos se sincronicen y distribuyan el espacio entre ellos mucho mejor, permitiendo una gran mejora en la circulación por carreteras.

Sus últimos estudios han demostrado que sin compartir datos entre vehículos la velocidad media de estos aumento un 7% y la eficiencia de combustible un 3%, en el caso de usar la nube las cifran mejoran bastante, con hasta un 23% en velocidad y 8% en eficiencia.

A lo largo de este año 2012 se comenzarán las pruebas en carreteras transitadas, comenzando con Italia en mayo e Indonesia en julio.

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.