Cada vez es más común encontrar cafeterías en las que la conexión a Internet es gratuita, pero donde conseguir un enchufe es misión imposible. Esta medida no es casual. En agosto del año pasado las cafeterías Starbucks de Estados Unidos comenzaron a tapar los enchufes de sus establecimientos para evitar a los vámpiros de wifi.

Sony anunció este martes en su página oficial japonesa una nueva tecnología que permitirá desbloquear y bloquear la salida de corriente eléctrica de los enchufes. La inclusión de un chip facilitará su incorporación en edificios públicos, ya que se podrá controlar el gasto energético, pero también en comercios, bares, estaciones de tren y salas de espera de aeropuertos que verán en este enchufe inteligente la posibilidad de otra fuente de ingresos.

Estos enchufes detectan si el aparato necesita carga o la está malgastando. Viene equipado con un chip NFC, los mismos de las billeteras virtuales de los móviles, lo que abre la puerta al pago a través del teléfono para que comience a funcionar.

El canal de YouTube de Sony ha publicado un vídeo donde se explica el funcionamiento de un prototipo al que denomina nuevo enchufe de autentificación y lo presenta como una solución de ahorro de energía, pero también como nuevo negocio.

Parece que, una vez superada la barrera de la conexión gratuita a Internet, el acceso a una fuente de alimentación es la siguiente frontera. Tanto en portátiles como en móviles avanzados y tabletas, la duración de la batería es el aspecto que más frustra a los consumidores. Ahora encontrarán enchufes en cualquier esquina, eso sí, de pago.

 

 

FUENTE: Elpais.com

Leave a Comment

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.